10 estrategias que te servirán para fomentar

la creatividad que hay en ti

En el mundo del marketing digital, tener ideas creativas es un punto a favor a la hora de contratar a un nuevo profesional y, aunque puedas pensar que es un don que no todas las personas poseen, lo cierto es que es una habilidad que, como tantas otras, podemos entrenar y sorprendernos a nosotros mismos si somos constantes.

Y qué mejor forma de homenajear el Día Mundial de la Creatividad que traer unos consejos para potenciar la creatividad que hay en cada uno de nosotros y que, aunque no seamos conscientes de nuestro potencial creativo, está ahí.

1. Vence al miedo y perfeccionismo

Uno de los principales motivos de por qué nos bloqueamos a la hora de dejar volar nuestra creatividad es porque tenemos miedo a arriesgarnos a serlo, miedo a ser juzgado por los demás o a no gustar. La clave está en enfrentarlo y no huir. Identificar nuestras emociones te quitará presión y, a su vez, los posibles bloqueos.

También el perfeccionismo puede jugar en nuestra contra, paralizándonos. Pero a la hora de generar nuevas ideas, que sorprendan y sean originales, es necesario dejarse llevar. “Hecho siempre será mejor que perfecto”, así que arriésgate a experimentar y crear, aunque sean cosas imperfectas, y ya más adelante podrás mejorarlas.

2. Copia ideas

Al contrario de lo que puedas pensar, copiar no es malo, es más, es lo que debes hacer si quieres entrenar tu creatividad.

Como decía Picasso, “Los artistas copian. Los genios roban”

Nada absolutamente de lo que vemos es completamente original, siempre hay detrás inspiración o emulación de otros trabajos o ideas.

Lo importante no es ser 100% original, sino dar siempre nuestro toque personal y nuestro estilo, y eso lo hará original per se.

3.  Descarta las primeras ideas

Ve más allá. Cuando se te ocurra alguna buena idea no te detengas ahí. Sigue creando, pensando, crea más cantidad que calidad y luego selecciona.

4. Desconecta

Vivimos en la era digital, pero lo cierto es que los aparatos electrónicos acaparan nuestra atención y limitan que nuestra mente tenga ideas nuevas. Por lo que apagar durante un rato cada día los dispositivos electrónicos y salir a dar una vuelta, meditar o hablar con nuestros familiares y amigos hará que cuando menos lo esperemos, se active nuestra creatividad.

5. Rodéate de gente más creativa que tú

Tener la oportunidad de tratar con personas que ya han conseguido entrenar su creatividad y la tienen integrada en su día a día te ayudará a aprender de ellos. Comparte tus ideas y déjate aconsejar. Sé humilde y recibe las críticas como un regalo, ya que harán que puedas ver antes cosas que por ti mismo habrías tardado mucho más.

6. Huye de las modas

Para ser original debes “salirte del rebaño”. No veas, escuches y leas lo mismo que los demás. Busca tus propias referencias, aunque no sean la tendencia del momento, solo así conseguirás llegar a resultados diferentes.

7. Conecta ideas

Esta estrategia es muy conocida, y consiste en unir dos ideas que en un principio no tienen nada que ver entre sí y buscar una manera de crear una completamente nueva y original.

Este ejercicio conseguirá que entrenemos nuestra capacidad analítica desde una nueva perspectiva.

8. Duerme y descansa correctamente

Dormir es esencial para que nuestro cerebro funcione bien y está comprobado científicamente que tener un buen descanso propicia que incrementemos nuestra creatividad.

Pero no solo dormir es importante, sino que estar en un estado relajado durante el día estimulará nuestra creatividad.
Se ha comprobado que más del 70% de las personas tienen mejores ideas en la ducha y esto no es casualidad, ya que el agua caliente nos ayuda a relajarnos, despejar la mente y liberar dopamina, estimulante de la creatividad.

9. Planifica una rutina

Al igual que el descanso es esencial, fomentar una rutina para nuestro día a día es un factor clave para adoptar hábitos creativos.

Escribe, crea música, dibuja… no es necesario que seas un experto ni lo hagas especialmente bien, estos pequeños retos te ayudarán en la tarea de integrar la creatividad en tu vida.

Porque tal y como decía Picasso, “La inspiración existe, solo tiene que encontrarte trabajando”.

10. Evita la adicción al trabajo

Trabajar demasiadas horas al día no solo es un enemigo de la productividad, sino que también mata tu lado creativo.

Por eso, dedicar cada día las dos primeras horas de la mañana a desayunar con tranquilidad, leer o dar un paseo facilitará que afrontes el día con la mente mucho más despejada y lista para recibir inspiración y creatividad a raudales J.

Articulo realizado por Elena Jurado